La física cuántica mata las relaciones de pareja

Publicado por: Edgar Moliné En: Root En: Comentario: 0 Golpear: 272

La física cuántica mata las relaciones de pareja

Mateo Gil inaugura el festival de Málaga con 'Las leyes de la termodinámica', en la que explica la tragedia y las alegrías del amor a través de la ciencia...

Durante siglos, algunos científicos han intentado racionalizar el amor y la química que surge durante la atracción entre dos personas. Vano intento. O tal vez no buscaron donde debían, "Un día empecé a leer un libro -no me acuerdo cuál era- divulgativo sobre las leyes de la termodinámica, de repente lo vi claro: a través de esas tres reglas podían explicarse las relaciones de pareja", recuerda Mateo Gil (Las Palmas, 1972). "Me planteé qué pasaría si tiraba de hilo y seguía ahondando en la física y en distintas normas suyas para crear un guion. Una vez que arranqué también entendí que necesitaba un formato de falso documental, de tal manera que son las leyes las que van en orden y yo voy narrando la historia de amor según me convenga".

Así nació Las leyes de la termodinámica, una película multigénero (no es una comedia romántica ni tampoco un drama, no es ficción ni falso documental 100%) que inaugura hoy la 21ª edición del festival de Málaga antes de su estreno comercial la semana que viene. Para Mateo Gil es una apuesta arriesgada, porque mantiene el reto hasta el final, no renuncia al juego en ningún momento. "La física cuántica te lleva a los celos, y cada norma te desplaza a un sentimiento. Por ejemplo, la entropía, es decir, la segunda ley de la termodinámica, es perfecta para las tendencias al caos, y así fui avanzando". En pantalla, varios científicos -todos reales "y se lo pasaron pipa"- van explicando a legos una gran lección de física, mientras el espectador asiste a la relación entre un profesor de esta rama de la ciencia (Vito Sanz) y una modelo que quiere ser actriz (Berta Vázquez), con el típico amigo juerguista y bullanguero (Chino Darín) como cierre del triángulo. "Siempre que escribes vives en un equilibrio entre lo que te pide la historia y lo que el espectador va a demandar. Tomas la decisión que crees más correcta. En ese caso, yo me arriesgué", cuenta el cineasta, que empezó como guionista con su compañero de facultad, Alejandro Amenábar, y que con esta ya ha firmado cuatro películas como director. En su currículo, tres goyas como guionista y otro al mejor cortometraje de ficción.

Comentarios

Deje su comentario